Puedo Cambiar

Archive for abril 4th, 2010

Keith Phillips


La tortura y ejecución de Jesús constituyó uno de los mayores tormentos que pueda sufrir un ser humano. Cuando bajaron Su cuerpo de la cruz tenía infinidad de laceraciones en la espalda y los costados producto de los azotes. Los clavos con que lo traspasaron para sujetarlo al madero le dejaron orificios en las manos y los pies. Presentaba una gran herida en el pecho a raíz de una lanza que le metieron hasta el corazón. Otras heridas menores evidenciaban distintos aspectos del suplicio: los cortes producidos por la corona de espinos, y los raspones sufridos al caer bajo el peso de la cruz mientras cargaba con ella cuesta arriba hasta el monte Calvario, donde fue crucificado entre dos delincuentes comunes.


Los funcionarios del orden entregaron el cuerpo de Jesús a un hombre acaudalado conocido como José de Arimatea. Éste pertenecía al máximo órgano de gobierno de los judíos, el Sanedrín, el cual había acusado falsamente a Jesús. Cabría esperar, pues, que José de Arimatea fuera uno de Sus enemigos, no de Sus allegados. Lo sorprendente es que quisiera que se sepultara a Jesús en la tumba que había adquirido para sí mismo. Luego el cuerpo fue envuelto en un sudario y colocado en el sepulcro. La entrada se selló con una enorme piedra. Temiendo que los discípulos pudieran robar el cuerpo y hacer correr rumores de que Jesús estaba vivo, los responsables de Su muerte persuadieron a las autoridades para que apostaran una guardia frente el sepulcro día y noches.


Pruebas circunstanciales

Por haber sido crucificado en la víspera de la Pascua, no hubo tiempo de preparar el cadáver de Jesús conforme a la tradición judía antes de colocarlo en el sepulcro. Ese año la Pascua iba seguida del sábado, el día semanal de reposo, y la ley mosaica prohibía todo tipo de trabajo en cualquiera de esos dos días sagrados, por lo que no fue sino en la madrugada del tercer día cuando algunas de Sus seguidoras pudieron regresar al sepulcro a preparar Su cuerpo para el entierro.

Cuando llegaron, el cuerpo había desaparecido.
     Hicieron falta varios encuentros entre Jesús resucitado y Sus discípulos para que éstos entendieran lo sucedido. ¡Había vuelto a la vida! La noticia se divulgó rápidamente.
     Los enemigos de Jesús contraatacaron con un argumento quizá más lógico para muchos: que los discípulos habían hurtado el cuerpo para revalidar el alegato de que había vencido a la muerte. Tales adversarios sobornaron a los guardias para que atestiguaran que se habían quedado dormidos, dando así ocasión a los seguidores de Jesús de llevarse Su cuerpo.
     Recordemos que quienes difundieron la versión de que el cuerpo fue sustraído del sepulcro fueron los mismos que presentaron falsas acusaciones contra Jesús y presionaron al gobernador romano Poncio Pilato para que lo condenara a muerte. Pesa también, por otra parte, el hecho de que quienes anunciaron la resurrección del Salvador se jugaron la vida en defensa de lo que afirmaban. ¿A quiénes hemos de dar crédito entonces?

Lee el resto de esta entrada »

Anuncios
Etiquetas: , ,

Escribe tu dirección de correo electrónico para suscribirte a este blog, y recibir notificaciones de nuevos mensajes por correo.

Únete a otros 3.765 seguidores

RSS El Versículo del Día

  • Psalm 37:4
    “Take delight in the LORD, and he will give you the desires of your heart.”

Articulos Anteriores

  • 2.722.876 Estadísticas del blog

Archivo de Artículos Anteriores

La Biblia

Este libro contiene la mente de Dios, el estado del hombre, el camino a la salvación, la perdición de los pecadores y la felicidad de los creyentes. Su doctrina es Santa. Sus perceptos tienen autoridad absoluta. Sus historias son verdad. Sus decisiones son inmutables. Léela para ser Sabio. Créela para ser Salvo. Practícala para ser Santo. Debe llenar la memoria, dominar el corazón y guiar los pies. Léela lentamente con frecuencia y en oración(1ra. Tesa.2:13) ___John MacArthur___
abril 2010
L M X J V S D
« Mar   May »
 1234
567891011
12131415161718
19202122232425
2627282930  

Tweet Puedo Cambiar

Anuncios
A %d blogueros les gusta esto: