Puedo Cambiar

Archive for mayo 7th, 2010

LA SOLVENCIA ES UN POQUITO COMO LA SALUD: no existen santos remedios ni panaceas para conservarla. Una economía sana depende de numerosos factores que se deben tener en cuenta con regularidad.


Para conservar o recobrar la salud física se requiere un equilibrio entre varios factores: alimentarse bien, dormir bien, hacer ejercicio con frecuencia, beber abundante agua, vestirse como corresponde de acuerdo con la temperatura ambiente, evitar el estrés, cuidar la higiene, evitar las infecciones, etc. Uno no puede pensar que con
solo comer bien estará saludable; los demás elementos también son importantes. Todos juegan un papel en el programa de salud de Dios y se complementan unos a otros.


Lo mismo si quieres conservar o recobrar la salud en el plano económico. Debes seguir lo mejor posible el programa prescrito por Dios para una sana economía. En primerísimo lugar, tienes que tomarte tiempo para cultivar tu vida espiritual y tu relación con Él. «Deléitate en el Señor, y Él te concederá las peticiones de tu corazón» (Salmo 37:4).


Claro que la cosa no acaba ahí; implica mucho más. Entre otras cosas, es menester trabajar con ahínco, ser honrado, obrar correctamente en los negocios, evitar el despilfarro, invocar la orientación divina antes de tomar decisiones monetarias, agradecerle a Dios todos los favores que te concede, devolverle esos favores contribuyendo al sustento de Su obra y Sus obreros, y brindar ayuda a los necesitados. A menos que apliques cada parte del plan económico de Dios y mantengas un buen balance en tu vida, no puedes esperar Sus bendiciones.


Por otra parte, debemos recordar que tener buenos ingresos y gozar de estabilidad económica no es la máxima demostración de que se cuenta con la bendición de Dios, así como tampoco es la máxima aspiración que uno deba tener en la vida. Jesús lo expresó muy bien cuando dijo: «La vida del hombre no consiste en la abundancia de los bienes que posee» (Lucas 12:15).


Lee el resto de esta entrada »

Anuncios

Escribe tu dirección de correo electrónico para suscribirte a este blog, y recibir notificaciones de nuevos mensajes por correo.

Únete a otros 3.766 seguidores

RSS El Versículo del Día

  • Romans 8:32
    “He who did not spare his own Son, but gave him up for us all—how will he not also, along with him, graciously give us all things?”

Articulos Anteriores

  • 2.714.542 Estadísticas del blog

Archivo de Artículos Anteriores

La Biblia

Este libro contiene la mente de Dios, el estado del hombre, el camino a la salvación, la perdición de los pecadores y la felicidad de los creyentes. Su doctrina es Santa. Sus perceptos tienen autoridad absoluta. Sus historias son verdad. Sus decisiones son inmutables. Léela para ser Sabio. Créela para ser Salvo. Practícala para ser Santo. Debe llenar la memoria, dominar el corazón y guiar los pies. Léela lentamente con frecuencia y en oración(1ra. Tesa.2:13) ___John MacArthur___
mayo 2010
L M X J V S D
« Abr   Jun »
 12
3456789
10111213141516
17181920212223
24252627282930
31  

Tweet Puedo Cambiar

Anuncios
A %d blogueros les gusta esto: